En Restaurante Lantana siempre servimos los mejores manjares preparados directamente para ti. Entre nuestros platos estrella, existen algunos especialmente interesantes que harán las delicias de los paladares más exigentes. Y es que, dentro de la carne de vacuno existen muchos tipos distintos. Pero… ¿has oído hablar de la ternera frisona?

Te contamos todas las curiosidades sobre este tipo de carne aquí, en nuestro blog.

5 cosas que no sabías sobre la ternera frisona

 Su nombre tan especial se debe al origen de estas vacas, que vienen de la región de Frisia, en el norte de Europa.

Pero los aspectos más interesantes de la terna frisona no acaban ahí.

  1.     Este alimento tan delicioso es, además, muy nutritivo. Esto es porque contiene proteínas de alta calidad, vitaminas del grupo B, hierro, zinc, yodo, manganeso, selenio y fósforo.
  2.     La edad sí que importa, al menos en esta carne. Ya que es esencial, a la hora de cocinarla, saber a qué tipo pertenece. 
  3. Puede conservarse en el frigorífico de 3 a 5 días, siempre que esté fileteada. Y son 24 horas en el caso de estar picada. En Restaurante Lantana conocemos (y muy bien) cómo debemos tratarla para que siempre esté en su punto. 
  4. Los pastos deben estar al aire libre para que la ternera frisona se mueva correctamente y obtengamos el sabor tan especial que podrás disfrutar cada vez que vengas a Restaurante Lantana.
  5. La ternera frisona tiene unos tiempos para su cocinado ligeramente diferentes a los de otras terneras así como de servido. Por ejemplo, debe estar aproximadamente un cuarto del tiempo de cocinado reposando. Solo así podemos garantizar su calidad. 

 

Como sabemos lo mucho que te gusta conocer los datos más interesantes sobre la gastronomía de Restaurante Lantana, ¡tenemos uno más para ti! Y es que si hay una pregunta sobre la ternera frisona o vaca frisona que se repite muchísimo entre las que nos realizan nuestros clientes es la siguiente: ¿Cuál es el mejor corte para disfrutarla?

Bien, nuestra respuesta es que… ¡depende! 

Aunque sí que solemos recomendar el lomo alto por la infiltración en grasa de la zona, lo cierto es que depende mucho del gusto de cada persona. 

Te recomendamos venir a Restaurante Lantana y saborear cada plato con todos los matices que tiene. Dejarte aconsejar por nuestro somelier y, en resumen, convertir tu experiencia en un momento mágico. 

¡Nos vemos a la orilla del río!

 

En los últimos años la cocina se ha convertido en un espacio de inspiración. Un lugar donde innovar y jugar con los ingredientes y los elementos para conseguir nuevas formas y platos. Han comenzado a utilizarse técnicas propias de otros sectores o a utilizar conceptos que nunca antes se habían escuchado cuando nos referíamos a la comida. Quizás alguna vez lo hayas escuchado, pero, ¿sabes qué es un trampantojo cuando hablamos de comida?

Literalmente, esta palabra significa “una trampa al ojo”, es decir, una ilusión, una forma de realidad aumentada o sustitución de la realidad. Cuando hablamos de qué es un trampantojo en gastronomía nos referimos a un plato que parece algo que no es

En resumen, un trampantojo gastronómico es una elaboración que pretende despistar  visualmente al comensal. Que piense que va a comer una cosa cuando en realidad es otra. En este caso, el trabajo del chef consiste en dejar volar su imaginación y poner todo su talento para sorprender al cliente cuando se lleve el bocado a la boca. Usar ingredientes salados para elaborar platos que aparentemente son postres, jugar con las formas para hacer creaciones… En definitiva, de lo que se trata es de divertirse mientras se cocina buscando siempre la máxima creatividad. 

Aunque este tipo de técnica es muy utilizada por los cocineros con Estrellas Michelin, cada vez son más los restaurantes que lo están aplicando en sus menús. Por ello, dentro de nuestra carta podrás encontrar postres tan novedosos como los Huevos de Panacotta con vainilla de Tahití. Cuando lo veas a primera vista, pensarás que se trata de unos simples huevos, pero no. En realidad es un plato dulce. El punto final para acabar tu velada con buen sabor de boca. Porque recuerda que si vienes a Restaurante Lantana, ¡no puedes irte sin pedir postre!

En Restaurante Lantana, tu restaurante en Coria del Río, siempre estamos innovando para ofrecer a todos nuestros clientes recetas de alta cocina. Eso sí, sin perder las tradiciones de la cocina típica que tanto nos caracteriza. Además de trampantojos y platos más gourmets, en nuestra carta también encontrarás tapas tradicionales como el pescaíto frito o un buen plato de papas aliñás. Para ello, siempre contamos con los productos de la mejor calidad y, siempre que sea posible, de kilómetro cero.

Ahora que sabes qué es un trampantojo, te esperamos en nuestro restaurante de tapas para que vengas a probar nuestros platos y disfrutes de la mejor gastronomía a orillas del río Guadalquivir.

RESERVA TU MESA AQUÍ

 

¡Te recomendamos que nos sigas en redes sociales para ver nuestros platos!

Seguramente hayas oído hablar en varias ocasiones de las estrellas Michelin. Estas se otorgan con la intención de valorar la creatividad, calidad y cuidado que tienen los restaurantes en cuanto a los platos que sirven. Son unos de los premios gastronómicos más apreciados a nivel nacional e internacional. 

En 1920, nació la Guía Michelin, una guía gastronómica que a día de hoy es la referencia sobre los lugares que cuentan con estas estrellas. 

Desde Lantana, restaurante en Sevilla que cuenta con comida de calidad, hemos preparado este blog para contarte cómo se obtienen las Estrellas Michelin.  

¿Te interesa saberlo? ¡Sigue leyendo!

 

¿Cuándo se otorgan las estrellas?

Las estrellas Michelin se otorgan dos veces al año en ocasiones especiales.

 

¿Quiénes toman la decisión?

Inspectores profesionales y de diferentes nacionalidades visitan los restaurantes sin revelar su identidad. Es decir, el inspector que acuda al restaurante hará la reserva, comerá y pagará su factura como cualquier otro comensal. La Guía Michelin otorga sus estrellas en función de las evaluaciones realizadas por estos inspectores. 

Para la selección de los mismos, se buscan perfiles de personas viajeras y que hayan vivido en diferentes países. Se trata también de personal formado en escuelas de hostelería y con experiencia en el sector de la gastronomía.

 

Criterios de calificación 

Los criterios de valoración han evolucionado con el paso del tiempo. Al principio, solo se juzgaba la calidad de la cocina y no se tenían en cuenta el servicio, la decoración, etc. Lo cierto es que, a día de hoy, el entorno es muy importante a la hora de otorgar las estrellas. 

El candidato a una primera estrella recibe hasta cuatro visitas de inspectores nacionales. Para la segunda estrella, pueden ser necesarias hasta diez visitas de inspectores nacionales y franceses. La tercera estrella se consigue tras un profundo seguimiento de inspectores internacionales. 

Pero, ¿Quién toma la decisión final? Una vez se han recopilado todos los datos, los inspectores se reúnen con el director de la Guía Michelin, con el fin de decidir quiénes serán los premiados, así como las estrellas que deben mantenerse y las que deben ser eliminadas.

 

¿Qué significa tener una Estrella Michelin?

Las estrellas permiten a los chefs competir entre sí, y son un referente turístico. El hecho de obtener alguna estrella supone asegurar a la clientela una cocina de calidad, así como convertirse en el centro de atención y objeto de interés de los medios de comunicación.  

El restaurante que consigue una estrella es muy bueno en su categoría y es conocido a nivel  nacional. El hecho de obtener dos estrellas significa contar con una increíble calidad y reconocimiento mundial. Por último, los restaurantes que logran una tercera estrella, poseen una cocina exquisita y se encuentran en el ranking de los mejores del mundo.

 

¿Te ha gustado este artículo?

Descubre otros posts de interés en nuestro blog.

 

Y ya sabes, si quieres disfrutar de comida de calidad, acércate a nuestro restaurante de Sevilla y prueba toda nuestra carta.

 

¡Te estamos esperando!

Los productos kilómetro 0 son los denominados comúnmente de proximidad. Su principal característica es la cercanía que existe entre el lugar de producción y el de consumo final

Estos productos surgen como tendencia a partir del movimiento slow food que defiende la compra y consumo de alimentos teniendo en cuenta el desarrollo sostenible, comprometidos con el comercio justo y el compromiso con los agricultores de la zona.

En Lantana Restaurante estamos muy concienciados con este tipo de productos. Por eso optamos, siempre que sea posible, por los productos de cercanía o kilómetro 0. Buscamos las mejores opciones del mercado, priorizando siempre que sean 100% certificados.

¿Qué requisitos deben cumplir para ser productos de km 0?

 

  • Su producción y consumo tienen que ser en un radio de menos de 100 kms, considerándose así, consumo de productos locales. 
  • Deben de ser productos de temporada.
  • Además, son productos ecológicos, es decir, son alimentos a los que no se le añaden productos ni químicos. 
  • Siguen políticas y medidas de protección medioambiental tanto en la producción, transporte como en la distribución.

¿Qué conseguimos al optar por este tipo de productos?

Al consumir los productos Kilómetro 0 lo que se persigue es reducir el fuerte impacto ecológico que conlleva el transporte de materias primas a miles de kilómetros de distancia. 

Al mismo tiempo, se defiende también un estilo de alimentación más saludable y natural limitando los productos químicos. 

Algunas de las ventajas de los productos kilómetro 0

  • En primer lugar, la reducción de la contaminación, el cuidado del medioambiente y el apoyo a la sostenibilidad en la producción
  • El apoyo a una economía más justa evitando los abusos a los productores. 
  • Sin duda, la mayor ventaja es que contribuyen a una vida más sana y equilibrada a la hora de las ingestas. 
  • Además, estos alimentos son mucho más sabrosos y mantienen intactos sus valores nutricionales
  • Por último, se favorece la economía, agricultura, ganadería y gastronomía local

En nuestra cocina, el 95% de las elaboraciones son caseras, realizadas al momento y con productos de alta calidad, y optando en todo momento por alimentos de temporada.

No olvides reservar tu mesa para disfrutar cualquiera de estos productos que tenemos disponibles en nuestro restaurante. Consulta aquí nuestra carta completa. También puedes visitar nuestras redes sociales. ¡Te esperamos!

Otros artículos relacionados que te pueden interesar:

 

 

 

A lo largo de la historia el novillo argentino se ha ganado la fama y reputación de ser una de las mejores carnes que existen. Es mundialmente conocida por ser increíblemente tierna y rica en matices de sabor sin necesidad de estar muy condimentada.

Este tipo de carne ofrece una calidad nutricional superior, pero ¿Cuál es el secreto del novillo argentino para que sea tan especial?

Argentina, dispone de miles de kilómetros dedicados completamente al pastoreo de ganado, posee unas condiciones climatológicas y un suelo natural libre de productos químicos. La unión de todos estos factores es la que le otorga una calidad excepcional que hace que el novillo argentino esté presente en la gastronomía de cualquier país.

La carne del novillo argentino es de las más puras, sanas y libre de aditivos que podemos encontrar, con un contenido en grasa muy por debajo de la media. Lo que más la identifica es su color rojo y su grasa que tiende a un tono amarillento muy característico.

En Lantana, no íbamos a ser menos, el novillo argentino forma parte de nuestra carta, y por ello te vamos a dar una serie de motivos más concretos de por qué elegirlo. ¡Se te hará la boca agua!

  • La intensidad de su sabor, único y especial. Por este motivo suele ser la estrella de toda parrilla, y la gran elegida por los grandes cocineros.
  • Las propiedades de su carne y el equilibrio perfecto entre nutrientes y grasas, creando una combinación perfecta, jugosa y repleta de beneficios. 
  • La versatilidad y rendimiento a la hora de elegir el corte y la manera de cocinarlo.
  • Su precio. A pesar de ser tan famosa, y de tan alta calidad, su precio es muy asequible, haciéndolo accesible y posibilitando que todos lo podamos degustar.

Si aún no has probado el novillo argentino, ¡tienes una cita en Lantana, tu restaurante de Coria del Río! Puedes reservar tu mesa a través de este enlace.

Y si eres un auténtico carnívoro, seguro que te interesa este artículo donde te contamos cuáles son los mejores cortes de la carne.

¡Visita nuestra web  y redes sociales para estar al tanto de todos nuestros platos y postres! 

¡Que a todos nos encantan las croquetas, eso es un hecho! Siempre es una buena ocasión para comerse un par de croquetas, o tres. Cuando estás de reunión en el bar con tus amigos o familiares nunca falta una ración encima de la mesa. Pero, ¿sabes la historia de la croqueta? Sigue leyendo porque te lo contamos.

FRANCIA, EL ORIGEN DE LA CROQUETA

El término croqueta proviene deL francés. Es una alteración del verbo croquer (crujir) y de su diminutivo en forma femenina croquette (podría traducirse como “crujientita”).  Así fue como llegó esta palabra a nuestro vocabulario, croquette. Se usaba para referirse a pequeños bocados fritos, que estaban blandos por dentro y crujientes por fuera.

El primer libro de cocina que recoge una receta de croquetas es del año 1691. Fue su autor,  François Massialot, quien la recomendaba como una opción de entrante en varios menús. Lo cierto es que la receta que él hacía era muy diferente a como conocemos la croqueta hoy en día. Igual que ahora, estaban empanadas y fritas, pero tenían forma de bolita y estaban rellenas de carne, huevo, trufa y hierbas. Desde entonces, la historia de la croqueta ha evolucionado bastante. 

 

Así, ya en el siglo XIX había recetas en español para hacer croquetas de ave, conejo o pescado, más parecidas a las que podemos comer hoy. Si en Francia eran mucho más grandes y más duras, en nuestro país comenzaron a cocinarse con el tamaño justo para que pudieran comerse de un bocado y con una bechamel blanda y suave. Quizás ahí resida su éxito. 

 

¿POR QUÉ GUSTAN TANTO LAS CROQUETAS?

La croqueta es un alimento muy versátil. Pueden hacerse las típicas croquetas de puchero o jamón, pero también variedades más sibaritas como las de boletus, cabrales con nueces o pimientos del piquillo. 

Pero lo que realmente define a una croqueta bien hecha es la bechamel y su fritura. Una bechamel casera, ligera y cremosa y con un punto de nuez moscada.

A la hora de freírla, lo ideal es que se hagan en una freidora o en una sartén profunda para que la croqueta quede bien sumergida en aceite y se caliente por todas partes a la vez y no se corre el riesgo de que se deshaga.

 

AQUÍ PUEDES VER LAS CROQUETAS DE NUESTRA CARTA

 

De hecho, son tantos los fans de las croquetas que incluso tiene hasta su propio día. Todos los años el día 16 de enero se celebra el Día Internacional de la Croqueta.

Si después de leer este post sobre la historia de la croqueta se te ha hecho la boca agua, no esperes más y RESERVA MESA en nuestro restaurante de Coria del Río. Además de ricas croquetas, somos especialistas en pescados y carnes a la brasa. También podrás degustar tapas tradicionales.

 

¡Síguenos en Redes Sociales!

¡A nadie le amarga un dulce! Quizás por eso siempre se diga que tenemos un segundo estómago para el postre. ¿Acaso no has acabado lleno después de comer pero aún así has tomado un trozo de tarta o unas natillas? Y aún así, te lo acabaste comiendo entero.

¿Será verdad que tenemos un segundo estómago para el postre? Lo cierto es que no. No es que tengamos dos estómagos. Pero entonces, ¿cómo es posible que siempre (o casi siempre) nos apetezca un bocado dulce después de la comida?

Una explicación científica

Según los expertos, a esta sensación se la conoce como saciedad sensorial específica. Esto es lo que se da cuando quedas saciado de un sabor o una comida y te “aburres” de comer, por lo que terminas por no seguir comiendo. 

Sin embargo, si lo que viene a continuación es otro sabor, como el dulce, entonces sí queremos más. Por el contrario, si nos volviesen a poner el mismo plato que antes, nuestro cerebro nos haría entender que ya estamos llenos. Es por eso por lo que se dice que tenemos un segundo estómago para el postre.

Lo mismo ocurre cuando te acostumbras a tomar algo a diario.  Tu cerebro puede llegar a aburrirse porque le resulta repetitivo y conocido. Por eso es importante variar la dieta y probar nuevos sabores y texturas. Incluir nuevos alimentos que nos den esa chispa para alegrar la hora de la comida.

En Lantana llevamos esta premisa por bandera. Además de nuestra carta habitual, siempre tenemos fuera de carta para innovar en la cocina y sorprender a nuestros comensales. 

¡Por no hablar de nuestros postres! Fragole de crema de chocolate blanco y frambuesa, Lingote de trufa con frambuesa, Chocolatísimo de crema de chocolate con naranja… Puedes ver todos nuestros postres aquí.

 

restaurante-lantana-carta-plato-023

Panacotta caramelizada con nucleo de chocolate y galleta de canela.

restaurante-lantana-carta-plato-022

Interior cremoso de chocolate con leche, naranja y azahar.

Así que si eres de los que siempre pide postre cuando va a un restaurante, no pienses que eres un goloso incomprendido. Ya tienes la explicación. Y después de hablar de tanto dulce… ¿no te ha entrado el gusanillo? Haz tu reserva en Restaurante Lantana de Coria del Río y prueba nuestros postres.

¿Quieres saber cuáles son los beneficios del atún rojo? ¿O cómo maridar vino con tu menú?

¡Continúa leyendo nuestro blog y síguenos en redes sociales!

El pulpo y su valor nutricional pueden pasar desapercibidos para muchos, sin embargo, este cefalópodo aporta muchos beneficios a nuestra alimentación. Cocido, a la brasa, en aliños y ensalada este producto suele combinar a la perfección con casi todo y en Restaurante Lantana no podía faltar en nuestra carta. El pulpo se puede comer en su totalidad y su carne tiene múltiples beneficios. Al comerlo obtenemos proteínas de gran calidad pero con la ventaja de su bajo contenido en grasas. Aunque podemos encontrar pulpo en cualquier pescadería o supermercado durante los 12 meses del año su mejor momento es entre septiembre y abril.

El pulpo y su valor nutricional

El pulpo con más de nueve vitaminas, también es rico en yodo, hierro, magnesio, potasio, fósforo o calcio entre otros. Es un alimento recomendado para personas que padecen de ácido úrico porque a diferencia de otros productos del mar no suele contener purinas. Suele ser un ingrediente usado en las dietas de perdida de peso por su bajo contenido en grasas.

Formas de usarlo

Fresco o congelado el pulpo puede servirse de formas muy variadas. La más conocida suele ser a la gallega, una cama de patatas y sobre esta el pulpo cocido con un poco de aceite y pimentón. Pero también podemos disfrutar de él en ensaladas y salpicones. En Restaurante Lantana, por ejemplo, ofrecemos usamos en aliño y a lo servimos a la brasa. Maneras deliciosas de cocinar este producto que nos aporta tantas vitaminas.

Disfruta de nuestras recetas de pulpo en Lantana Restaurante siempre que quieras. Reserva y ven con los tuyos a degustar esta delicia con tantos valores nutricionales y beneficios y que  es uno de los productos del mar más apreciados, y al que nosotros sabemos darle nuestro toque en la cocina.

 

Hoy os traemos unos consejos como expertos que responden a la siguiente pregunta: ¿sabes reconocer el pescado fresco? El pescado se encuentra recogido entre los alimentos más sanos e importantes en nuestra dieta. Para tener una dieta equilibrada, el pescado tiene que estar presente entre 2 y 3 veces por semana.

Para poder disfrutar de un pescado de calidad, sano y seguro, te vamos a dar unos pequeños consejos, para que siempre tengas claro que en Restaurante Lantana tienes el mejor pescado.

Consejos para reconocer el pescado fresco

Lo ideal sería tener una pescadería de confianza, en la que sepamos que el pescado que nos venden es fresco y de calidad. Los consejos de los mayores también nos sirven y seguro que más de uno hemos escuchado consejos como este: “Fíjate bien en los ojos, si el pescado es fresco, estos no estarán hundidos ni secos”

  1. Las bandejas de exposición en las que se encuentra el pescado deberán estar inclinadas y recubiertas con hielo para que el pescado se mantenga fresco y nunca deberá estar expuesto al sol. Para nosotros esta regla es primordial, la calidad del pescado es lo primero.
  2. Los ojos del pescado deberán estar brillantes y saltones. Cuando los tenemos en las manos, de lo frescos que están, parece que tienen vida.
  3. Las agallas serán rosadas y la piel brillante, de lo contrario no será señal de frescura. ¡Lo tenemos claro!
  4. El pescado debe desprender un olor natural, si nos da mal olor, no es fresco.
  5. La carne del pescado tiene que ser firme sin que se hunda con la presión del dedo o se marque la huella. El que entra en nuestra cocina tiene todas estas características.
  6. Tanto las escamas como las espinas no se desprenderán con facilidad y estarán pegadas a la carne, como todo el pescado que llega a Restaurante Lantana.

Siguiendo estos simples consejos para reconocer el pescado fresco consumiréis pescado realmente bueno. Como el que preparamos en Restaurante Lantana, venido del mar y directo a tu plato, fresco, fresco para ofreceros solo lo mejor.  Si quieres estar al tanto de todo lo que se cuece en nuestra cocina síguenos en Facebook e Instagram con todas las novedades.

¿Alguna vez te has parado a pensar por qué a la ensaladilla rusa se le llama así? ¿Viene realmente de Rusia? ¿Cuál es su verdadero origen? Vale, son cosas que quizás nunca te has preguntado, pero ahora que te paras a pensarlo, ¿no tienes curiosidad por saberlo?

En el post de hoy vamos a contarte todo eso y mucho más sobre uno de los platos más típicos de nuestra gastronomía. ¿Te quedas a leerlo? No te arrepentirás.

Leer más