Entradas

Los entrantes, una manera de romper el hielo cuando llegas a comer a un restaurante. Siempre vas acompañado de una persona, o personas, con las que esperas pasar un rato agradable con una buena comida por delante. El Restaurante Lantana te ofrecemos un entorno idílico, una carta deliciosa y una atención especial. La compañía la eliges tú, pero para poder charlar y ponerte antes de comenzar a disfrutar de la comida siempre te recomendamos que degustes algunos de nuestros entrantes recogidos en nuestra carta. Sin duda son una buena manera de abrir boca y disfrutar de la buena compañía.

Entrantes, una manera de romper el hielo

Ya sea con una cerveza, una copa de vino o un refresco los entrantes te ofrecen la oportunidad de probar una amplia variedad de platos. En Restaurante Lantana tenemos una oferta que no te dejará indiferente. Podrías empezar con una ensaladilla, algo sencillo pero rico y que suele gustar a casi todos. Para los amantes del pescado y los mariscos seguro que los mejillones al vapor, las gambas o las coquinas son una autenticas tentación. No podemos olvidarnos de los que prefieren la carne. Ellos pueden empezar la comida, o la cena, con un surtido de ibéricos o unos chicharrones de Cádiz. Pero una buena carta de entrantes no es tal si no cuenta con una amplia variedad de revueltos, y eso en Restaurante Lantana no podía faltar. Al leer la nuestra tendrás que elegir entre el de chanquetes con huevo y pimientos, el de bacalao o el de gulas y langostino entre otros.

Sea cual sea tu elección es la mejor manera de empezar una vista a Restaurante Lantana. Pero como queremos que vengas y sigas sorprendiéndote no te hemos revelado todos los entrantes en este post. Te animamos a que hagas una reserva para descubrirlos todos.

Nos encanta salir de aperitivo, de pinchos, de cañas… ¡y de tapas! Porque nosotros somo tierra de tapeo. Por eso, en Lantana hemos renovado nuestra carta y hemos incluido muchos de nuestros platos estrella en su versión mini para que disfrutes de los pequeños bocados.

Además, hoy te traemos una curiosidad, ¿sabes de dónde vienen las tapas? Quédate leyendo este post y te lo contaremos todo.

Historia de las tapas

La historia de las tapas tienen diferentes versiones sobre su origen. Una de ellas se remonta a la época de Alfonso X “El Sabio” que mandó a los mesones castellanos a servir vino acompañado de algo de comida, para evitar que el vino subiera rápidamente.

Para servirla, el alimento se colocaba en el vaso de vino servido, tapando el recipiente; de ahí el origen de su nombre. En un principio, la tapa consistía principalmente en una loncha de jamón o rodajas de cualquier otro embutido.

Otra leyenda cuenta que durante el reinado de los Reyes Católicos, con el fin de acabar con los incidentes de los carreteros a la salida de las tabernas a causa de la gran cantidad de cerveza y vino ingeridos, se obligaba a los taberneros a servir la copa de vino o la jarra de cerveza con una tapa.

Sea cual sea la verdadera historia del origen de las tapas, es cierto que la tapa ha ido evolucionado desde una forma de aperitivo básico basado en una loncha de jamón o queso, a una forma más particular.

Según el país en el que estés, la tapa tendrá su propia tradición y se conocerá con otro nombre. En España, la costumbre es tapear antes de la comida del mediodía , extendiéndose también como alternativa a la cena.

 

Ya no te entretenemos más. Deja de leer y corre a Restaurante Lantana a probar nuestras tapas. Recuerda que puedes hacer tu reserva desde aquí.

Síguenos en redes sociales para no perderte nada. ¡Hasta pronto!